Pintar para combatir el estrés está de moda. Y es que en medio de la vorágine de la vida, se nos pasan los días sin darnos cuentas uno tras otro. La ansiedad, es estrés y as preocupaciones nos consumen y se hace necesario buscar estrategias que nos ayuden a liberar el estrés.

Sin embargo, no hace falta mucho. Podemos empezar con algunas hojas y colores. Y aunque no lo creamos las artes y las manualidades son excelentes para disminuir el cortisol que segregamos en situaciones de tensión y estrés.

Podemos desconectarnos de pensamientos intrusivos cuando realizamos  movimientos rítmicos, regulares y suaves con un impacto en el papel. O cuando coloreamos y rellenamos formas con espacios delimitados que nos hacen dirigir la atención.

«Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Drexel en Filadelfia, Pensilvania, en Estados Unidos, concluyó que la creación de arte como pintar o dibujar, puede reducir los niveles de estrés, independientemente de la habilidad artística que tengamos. Los investigadores identificaron una reducción en los niveles de cortisol en 75% en todos los participantes, incluso en quienes no tenían habilidades».

¿De dónde sale que podemos pintar para combatir el estrés?

Una investigación publicada en la revista American Art Therapy Association indica que 45 minutos diarios de cualquier actividad creativa. Bien sea específica, profesional o no, pueden ayudar a combatir el estrés y disminuir sus consecuencias.

Girija Kaimal, profesor asistente de terapias de artes creativas en la Universidad Drexel es el responsable de la investigación. Afirma que el propósito era demostrar que el arte tiene efectos sobre la segregación de  neurotransmisores como el cortisol. Y que es un recurso universal, porque todos los seres humanos tenemos la capacidad de expresar la creatividad.

«Fue sorprendente, y al mismo tiempo no», explicó Kaimal sobre los resultados. «No fue sorprendente porque esa es la idea central de la terapia artística: todos somos creativos y podemos ser expresivos en las artes visuales cuando trabajamos en un entorno de apoyo. Eso sí, esperaba que los efectos positivos fuesen más intensos en aquellas personas con experiencia previa «.

¿Qué beneficios tiene pintar?

  • Activamos el hemisferio derecho del cerebro al conectar con la creatividad, la intuición, la imaginación y las artes.
  • Liberamos endorfinas aumentando la sensación de bienestar.
  • Promueve la concentración y el enfoque mental en los objetivos.
  • Potencia el pensamiento flexible y la acción. Equilibra la manera de pensar al estimular el trabajo conjunto de las habilidades de cada hemisferio cerebral.
  • Nos ayuda a ser disciplinados y comprometidos.
  • Es sumamente eficaz para descansar de las preocupaciones diarias y liberar las tensiones.
  • Estimula el autocuidado y la autopercepción.
  • Adquirimos nuevas habilidades y destrezas.
  • Favorece la comunicación y la expresión de las ideas.

tim-arterbury-VkwRmha1_tI-unsplash.jpg

Algunas recomendaciones

Empieza dedicando solo unos minutos y luego tómalo en cuenta en la distribución de tu agenda semanal.

Si te da fastidio pintar en solitario, puedes inscribirte en alguna escuela de pintura y artes como el Taller Salamandra. Donde tenemos espacios para desarrollar la creatividad y clases de dibujo sin importar tu nivel de conocimiento previo.

Empieza con lo que tengas a la mano, incluso una hoja y creyones normales. Y luego ve adquiriendo los materiales específicos de la técnica que quieras aprender. Hay muchas, carboncillo, acuarelas, óleo, acrílicos e incluso combinaciones.

Hay muchos libros en el mercado con dibujos prediseñados, actualmente uno de los más llevados para la terapia artística son los de mandalas. Lo más importante es que te gusten y sientas comodidad con el tipo de dibujo que realices.

Acondiciona el espacio con las cosas que más te gusten, trata de estimular el olfato con un olor agradable. Utiliza música que te ayude a relajarte y verifica la luz antes de iniciar. Es importante que tu espacio de trabajo esté ordenado y limpio.