¿Cómo se plantea la educación artística en los colegios?

Probablemente ya sabes que los colegios son el peor sitio para el desarrollo de capacidades artísticas. En las etapas iniciales, profesores poco formados apenas se limitan a dar a los niños dibujos impresos de personajes de televisión que han de rellenar con colores y la habilidad más valorada es que no se salgan del perímetro de linea. Así es de terrible y lo hemos visto en cientos de casos cuando abordamos la tarea de formar profesores. Por supuesto, hay algunos maestros de colegio que se salen de la norma, que tienen inquietudes personales más abiertas y una cultura visual y artística mayor. Éstos sí llevan al aula las experiencias de investigación creativa y plástica, resultando un aporte enorme a las generaciones que pasan por sus clases. Pero no nos engañemos, son una minoría y van contracorriente en un sistema de enseñanza que relega por sistema las habilidades asociadas al arte.

Sin embargo, frente a esas deficiencias en la educación, la sociedad demanda cada vez más los perfiles creativos en profesionales de toda índole, no sólo en arte y diseño -las disciplinas más tradicionalmente asociadas a la creatividad-; también en el ámbito social, tecnológico y científico. Se nos dice desde hace tiempo que los trabajos que habrá en el futuro no se conocen aún en la actualidad, pero es fácil adivinar que las tareas en las que se va a sustituir a los humanos serán inicialmente las asociadas a procesos más mecánicos y sistemáticos. No obstante, seguiremos necesitando mentes capaces de imaginar nuevas realidades y diseñar su puesta en marcha.
Definitivamente, en pocos años, desearemos una sociedad de personas creativas.

En esta estimulante conferencia, Ken Robinson da un revolcón a los sistemas tradicionales de enseñanza, denunciando cómo impiden la búsqueda del talento personal y la aplicación creativa del conocimiento.

Nuestro taller de arte nació con el objetivo de trasladar a los alumnos una educación artística lo más completa posible. Desde el comienzo, sabiendo el inmenso valor de esa aportación, organizamos clases de dibujo y pintura para niños e incorporamos docentes especializados en la educación artística en la infancia con una gran vocación por estimular a los alumnos e implicar a otros docentes en el proceso.

¿Las escuelas matan la creatividad, verdaderamente?

En su conferencia TED, Ken Robinson plantea la necesidad de cambiar el sistema educativo para fomentar la creatividad en lugar de socavarla. Critica el enfoque tradicional que prioriza matemáticas y el lenguaje, dejando de lado el arte, la música y la danza. Además, destaca que el sistema educativo estigmatiza el error y el fracaso, inhibiendo la creatividad. Ken Robinson Propone potenciar la diversidad de inteligencias, considerar una visión más amplia de la inteligencia y valorar la capacidad creativa desde temprana edad. La creatividad es crucial para enfrentar un futuro incierto y las nuevas demandas del siglo XXI.

El problema de las escuelas en el desarrollo de la creatividad

Las escuelas desempeñan un papel fundamental en la formación de los niños y su desarrollo académico, pero ¿qué pasa con su creatividad? Lamentablemente, el sistema educativo actual está teniendo un impacto negativo en la capacidad creativa de los niños.

Impacto del sistema educativo en la creatividad de los niños

El enfoque predominante de las escuelas se centra en materias académicas tradicionales como matemáticas y lenguaje, dejando de lado el arte, la música, el drama y la danza. Esta falta de atención y valoración de las disciplinas artísticas limita la capacidad de los niños para explorar diferentes formas de expresión y desarrollar su creatividad.

El énfasis en un currículo académico rígido y estructurado deja poco espacio para la experimentación y la originalidad. Los niños se ven atrapados en un sistema que premia la repetición y el cumplimiento de normas establecidas, en lugar de fomentar su imaginación y pensamiento crítico.

Enfoque tradicional en materias académicas y su repercusión en la creatividad

El enfoque excesivo en las materias académicas tradicionales tiene consecuencias directas en el desarrollo de la creatividad de los niños. Se les enseña a seguir un único camino para llegar a una respuesta correcta, lo que limita su habilidad para pensar de forma innovadora y encontrar soluciones creativas a los problemas.

Además, se coloca una gran carga de importancia en los resultados y las calificaciones, lo que genera miedo al fracaso y al error. Este miedo inhibe la capacidad de los niños para tomar riesgos y experimentar nuevas ideas, limitando así su creatividad y su capacidad de aprendizaje.

Estigmatización del error y el fracaso en el ámbito educativo

En el ámbito educativo, el error y el fracaso suelen ser vistos como algo negativo y vergonzoso. Los niños son penalizados por cometer errores y se les enseña a evitarlos en lugar de aprender de ellos. Esta mentalidad crea un ambiente en el que los niños temen equivocarse y no se sienten seguros para explorar nuevas ideas y expresar su creatividad.

Es necesario cambiar esta perspectiva y comprender que el error y el fracaso son oportunidades de aprendizaje. Promover un ambiente de aceptación y tolerancia hacia el error fomentará la creatividad de los niños, alentándolos a experimentar, pensar de manera diferente y encontrar soluciones innovadoras.

Las propuestas de Ken Robinson para fomentar la creatividad

La charla de Ken Robinson sobre cómo las escuelas matan la creatividad no solo destaca los problemas en el sistema educativo, sino que también propone varias soluciones para fomentarla. A continuación, se presentan las ideas principales de sus propuestas:

Reestructuración del sistema educativo para potenciar la diversidad de inteligencias

  • Es necesario repensar el enfoque académico tradicional, que se centra en el desarrollo de habilidades matemáticas y lingüísticas, y brindar espacio para la diversidad de inteligencias.
  • Las escuelas deben generar ambientes de aprendizaje donde se valoren todas las formas de inteligencia, ya sea lógico-matemática, lingüística, artística, musical, corporal o interpersonal.
  • Se deben ofrecer oportunidades para que los estudiantes descubran y desarrollen sus talentos y habilidades en diferentes áreas, promoviendo así la creatividad en todas sus formas.

Ampliación de la visión de inteligencia y talento

  • Es fundamental ampliar la concepción tradicional de inteligencia, que se ha enfocado en habilidades académicas limitadas, para incluir otras formas de inteligencia como la creativa, emocional y social.
  • La creatividad y el pensamiento imaginativo deben ser reconocidos y valorados como parte esencial de la inteligencia de las personas.
  • Además, es necesario promover la identificación y desarrollo de talentos en áreas no tradicionales, como el arte, la música, el drama y la danza, para garantizar una educación integral y equitativa.

Valoración y desarrollo de la capacidad creativa desde temprana edad

  • Se debe reconocer y nutrir la capacidad creativa de los niños desde edades tempranas, brindándoles espacios y oportunidades para expresarse y explorar su creatividad.
  • Es importante promover la experimentación, el juego y la autonomía en el aprendizaje, permitiendo a los niños desarrollar su imaginación y habilidades creativas.
  • Los errores y el fracaso deben ser vistos como parte fundamental del proceso de aprendizaje y no deben ser estigmatizados, ya que son oportunidades para la exploración y la innovación.

La importancia de la creatividad para el futuro y enfrentar un mundo incierto

La creatividad desempeña un papel clave en el siglo XXI, ya que nos enfrentamos a un futuro incierto y en constante cambio. En un mundo cada vez más globalizado y digitalizado, las soluciones creativas son necesarias para resolver los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad.

Papel clave de la creatividad en el siglo XXI

En un entorno caracterizado por la innovación constante y la rápida evolución tecnológica, la capacidad de pensar de manera creativa se vuelve fundamental. La creatividad nos permite encontrar soluciones originales a problemas complejos y adaptarnos a los cambios de forma más eficiente. Además, fomenta la capacidad de pensar de forma crítica, analizando y cuestionando las normas establecidas.

Nuevas habilidades y competencias requeridas en el mundo laboral

En el mundo laboral actual, donde la automatización y la inteligencia artificial están redefiniendo numerosos empleos, las habilidades creativas se convierten en un diferencial crucial. Las empresas buscan personas capaces de generar ideas innovadoras, encontrar nuevas oportunidades de negocio y desarrollar soluciones originales para los desafíos que se presentan.

Además, la creatividad fomenta el pensamiento crítico, la resolución de problemas complejos, la comunicación efectiva y la colaboración en equipo, habilidades esenciales en un entorno laboral colaborativo y en constante evolución.

La necesidad de un enfoque integral en la formación de las generaciones futuras

Para aprovechar al máximo el potencial creativo de las futuras generaciones, es fundamental adoptar un enfoque integral en la educación. Esto implica no solo potenciar habilidades artísticas, musicales o escénicas, sino también promover la creatividad en todas las áreas del conocimiento.

Es necesario desarrollar una pedagogía que fomente la experimentación, el pensamiento divergente y el aprendizaje basado en proyectos. Asimismo, se debe eliminar la estigmatización del error y el fracaso, para permitir que los estudiantes se sientan libres de explorar, arriesgarse y aprender de sus fallos.

La educación debe destacar la importancia de la creatividad como una habilidad fundamental para afrontar los desafíos del mundo actual y futuro. Solo así podremos formar a las generaciones venideras capaces de aportar soluciones innovadoras a los problemas que se les presenten